domingo, 1 de julio de 2012

Eva Braun


Eva Braun amante y posterior esposa de Adolfo Hitler, fue la sustituta de Geli Raubal en el corazón del Führer cuando esta se suicidó en 1931, después de una tormentosa discusión (Raubal era sobrina y amante del dictador alemán y el suicidio parece ser que estuvo motivado por los celos, pues la figura de Eva Braun ya había hecho acto de presencia).
Los que conocían a Eva la calificaban como una chica superficial, alegre y sencilla. Amante de la fotografía, el deporte y la naturaleza. Solamente tenía 19 años cuando conoció a Hitler pero inmeditamente se enamoró de él.
Los padres de Eva se opusieron a la relación desde un primer momento e incluso su padre, Friedrich Braun concertó una poco agradable reunión con Hitler para pedirle la devolución de su hija o la consolidación mediante matrimonio para no enlodar el buen nombre de los Braun, lo único que ofreció Hitler fue su manutención económica acomodada.
La vida de Eva junto al dirigente nazi no fue sencilla, tuvo, por lo menos, dos intentos de suicidio después de los cuales aceptó su situación, la de mantenerse a la espera de la llamada de su amante sin poder contactar jamás con él. La primera vez que sucedió fue en la noche del 11 de agosto de 1932 por disparo en el cuello usando una pistola Walther PPK 6.35 mm perteneciente a su padre. Un segundo intento de suicidio fue el 28 de mayo de 1935 por sobredosis de fármacos, la aparente causa fueron los fuertes rumores de la relación de Hitler con la aristócrata de 19 años, Sigrid von Laffert.
Evi, como la llamaba cariñosamente Hitler, solamente vio oficializada su posición en vísperas del final del Reich, cuando se casó con el Führer el 29 de abril de 1945, bajo el bombardeo de las baterías soviéticas.
El compromiso se "ratificó" al día siguiente, cuando ambos se suicidaron en el bunker de la Cancillería del Reich.A las 15:30h del 30 de abril ambos entraron en el despacho de Hitler. Eva recibió una dosis de cianuro y una pistola, Hitler mascó la cápsula y se suicidó disparandose en la cabeza. Eva no llegó a dispararse, murió antes por el cianuro. Fue el propio Martin Bormann quien sacó al hombro el cuerpo de Eva Braun del despacho y según testimonio de Kempka, Bormann trató el cuerpo sin mayores consideraciones-"como si fuera un saco de patatas"- declaró el chofer de Hitler.
Sus cuerpos fueron rociados con gasolina por Erich Kempka e incinerados parcialmente, con el Ejército Rojo a tan solo 500 m del búnker. Dos días más tarde, el almirante Karl Doenitz anunció por la radio la noticia: «Hitler ha muerto luchando en Berlín».
Existen versiones fiables de que los restos de Eva, junto con los de Hitler y la familia Goebbels fueron llevados a un cuartel en la ex-RDA en Madergaden y permanecieron allí hasta principios de los 70. El jefe del Archivo del FSB, Yuri Jristofórov, dijo que el 13 de marzo de 1970, el entonces presidente del KGB, Yuri Andrópov, pidió al Politburó autorizar la destrucción de los restos de Hitler, Eva Braun y de varias personas más enterradas el 21 de febrero de 1946 en un lugar secreto de una base militar del sector soviético de Alemania. "La destrucción de los restos se realizó mediante su incineración en una fogata en un descampado cerca de la ciudad de Schönebeck, a 11 Km. de Magdeburgo. Los restos quemados junto con el carbón fueron desmenuzados hasta el estado de cenizas, que fueron recogidas y arrojadas al río Biederitz.
Félix Velasco